Sin categoría

El carburante inicia el verano en mínimos del año tras perder el crudo un 17% en un mes

0 155

La gasolina se ha depreciado un 4,4% este año, hasta los 1,18 euros, mientras que el gasóleo ha retrocedido un 6,8% en el mismo período, hasta los 1,05 euros, según datos de la UE

El primer fin de semana del verano, periodo en el que se intensifican los desplazamientos, llega con el precio de los carburantes en el nivel mínimo de 2017.

En concreto, el precio del litro de gasolina ha caído esta semana un 1%, para situar su precio en los 1,182 euros, su nivel más bajo desde noviembre del año pasado, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE). Con respecto a los precios en que arrancó el litro de gasolina este año 2017, el abaratamiento se sitúa en la actualidad ya en el 4,4%.

Por su parte, el precio del litro de gasóleo, combustible consumido por cerca del 70% del parque automovilístico español, cayó esta semana un 0,94%, hasta los 1,05 euros. Así, este precio del litro de gasóleo se sitúa también en mínimos desde el pasado mes de noviembre y es un 6,8% inferior al de inicio del año.

Este descenso llega tras la presión a la baja que está ejerciendo el precio internacional del crudo. En el último mes, el barril de Brent se ha depreciado más del 17%. Así, el precio de referencia el 23 de mayo era de 54,15 dólares mientras que este jueves tocó suelo por debajo de los 45 dólares. Este descenso sitúa al petróleo en su valor mínimo desde noviembre de 2016. En aquel momento, estaba a punto de cerrarse el acuerdo de la OPEP para implementar su primer recorte a la producción de petróleo desde 2008.

El precio actual de las gasolinas es ligeramente inferior al que registraba España en estas mismas fechas en 2016. El verano pasado arrancaba con los carburantes alrededor de dos céntimos más caros. En 2015, el 23 de junio el litro de gasolina sin plomo 95 costaba 1,33 euros mientras que el gasóleo diesel estaba en los 1,18 euros. Es decir, casi 15 céntimos más caro por litro. La caída del carburante de ese verano, coincidió con un retroceso del petróleo del 25%. Septiembre terminó 13 céntimos por litro más barato en el caso de la gasolina sin plomo 95 y 7 céntimos más barato para el litro de gasoil.

Por el contrario, en el verano de 2016 los precios subieron ligeramente. El mayor incremento llegó a la entrada del otoño, cuando el gasóleo y la gasolina sin plomo aumentaron su precio cuatro céntimos por litro.

Deutsche Bank ve un déficit menor de crudo y espera volver al superávit en 2018 con más oferta de EEUU y una mayor producción en Libia y Nigeria

La evolución de los carburantes está vinculada al desempeño del crudo, aunque su fluctuación es mucho más reducida ya que un alto porcentaje de los que se paga en el precio del carburante son impuestos. Por el momento la tendencia del crudo es negativa. Según explica el equipo de análisis de Bankinter, “El petróleo perdió soportes técnicos importantes – en torno a 46 dólares el futuro del Brent – y marcó mínimos de 7 meses”.

De cara a futuro, los analistas de Deutscha Bank no ven inercia suficiente para que los precios del petróleo repunten demasiado: “A pesar de la prórroga de la OPEP, la probabilidad de alcanzar un inventario de cinco años para el final de 2017 es cada vez menor sin una profundización de los recortes (alrededor de un millón de barriles diarios)”. Los economistas del banco alemán ven un déficit cada vez menor este año y un retorno al superávit en 2018 con el aumento del crecimiento de la oferta estadounidense y una mayor producción en Libia y Nigeria.

Este descenso que ha registrado el crudo en las últimas semanas conicide con un importante acto simbólico. El rey de Arabia Saudí Salman bin Abdulaziz ha nombrado heredero al trono a su hijo Mohamed bin Salman. A sus 31 años, el futuro monarca ha dictado las políticas energéticas del mayor exportador de petróleo del mundo.

El mandatario es quien está encabezando la transición del país hacia una economía en la que el negocio del oro negro vaya perdiendo peso. Ha creado un macrofondo soberano para obtener rentabilidad de otros activos, al estilo de lo que hace Noruega. Es el impulsor de la salida a bolsa de Aramco, la empresa estatal de petróleo más grande del planeta. Mohamed bin Salman es quien está intentando reequilibrar las cuentas públicas, después de que el país entrara en déficit como consecuencia del fuerte desplome del crudo en 2014, su principal fuente de ingresos.

 

Gasoil-markets-Big114201616848

 

Fuente de la noticia: http://www.elconfidencial.com/mercados/2017-06-23/carburante-gasolina-gasoleo-petroleo-precios_1403725/

 

 

Deja un comentario

Tu email no será publicado, los campos requeridos están marcados *

Síguenos