Productos

El mercado del petróleo entra en una fase “muy crucial”, según la AIE

0 37

“Estamos entrando en un período muy crucial para el mercado petrolero, que podría llevar los precios por encima de la banda de 70 a 80 dólares el barril que vimos en los últimos meses”, dijo ayer la AIE, Agencia Internacional de la Energía, en su informe mensual. El hecho de que esta institución indique, de forma más o menos explícita, que estamos entrando en una fase alcista del barril no es lo habitual y, por estas mismas ­razones, es especialmente signi­ficativo.

Y no sólo porque recientemente se ha vuelto a superar la cotización de los 80 dólares, sino porque en el mercado algunos analistas (por ejemplo, Bank of America) especulan con una vuelta a medio plazo hacia la cota psicológica de los 100 dólares.

“Este organismo acostumbra a huir de las predicciones del precio del petróleo”, recuerda a este diario Nick Coleman, de S&P Global. “No obstante, esta vez subraya un número de áreas que tienen el potencial de ajustar el mercado e incrementar las cotizaciones”, destaca este experto.

En efecto, varios nubarrones sobrevuelan el mercado (más allá del huracán Florence, que ha tenido incidencia en los últimos días). La mayor incógnita procede de Irán. El próximo 4 de noviembre entrarán en vigor las sanciones comerciales de EE.UU. Muchos países ya están reduciendo sus pedidos, en vista de lo que pueda ocurrir. La producción iraní ya ha caído al nivel más bajo desde julio de 2016, a 3,63 millones de barriles por día. “Nadie sabe exactamente qué impacto tendrán dichas sanciones, pero todo apunta a que tendrán un efecto superior a lo esperado y esto obligará a países como China o India a reducir su consumo de crudo iraní”, sostiene Coleman.

A todo esto, hay que añadir que la crisis económica de Venezuela está llevando su producción al nivel más bajo en treinta años. Además, no hay perspectiva a corto plazo de que la industria consiga retomar el vuelo, teniendo en cuenta la difícil condición económica y política en la que está envuelta la República Bolivariana de Nicolás Maduro. Venezuela, que ya saca petróleo a la mitad del ritmo que tenía a comienzos de 2016, podría experimentar una ulterior caída de su producción de otro 19% este año, hasta el millón de barriles diarios, en tanto la infraestructura se deteriora y los trabajadores huyen.

“Se está produciendo un ajuste”, dijo el organismo con sede en París, que asesora a la mayoría de las grandes economías en materia de política energética. “Si las exportaciones venezolanas e iraníes efectivamente siguen cayendo, los mercados podrían ajustarse y los precios del petróleo podrían subir” a menos que haya aumentos de producción compensatorios en otros lugares, agregó.

El problema es que no es seguro que Arabia Saudita y otros productores vayan a cubrir cualquier carencia ni en qué medida pueden hacerlo, anunció la agencia. En teoría, Riad es la economía con mayores recursos petroleros y el único –junto a Rusia, que no es miembro del cartel de la OPEP– con medios para reequilibrar el mercado. Ahora bien, ¿tiene Arabia Saudí capacidad suficiente para hacerlo? Los saudíes ya aumentaron su producción unos 70.000 barriles diarios hasta 10,42 millones el mes pasado, pero esa cantidad sigue estando “a cierta distancia del nivel de 11 millones de barriles por día que los funcionarios inicialmente indicaron que estaban en camino”, indicó la AIE. Asimismo, “no está claro lo rápido que se pueda ac­­tivar la capacidad adicional de la OPEP, que se encuentra en alrededor de 2,7 millones de barriles por día”, recalcó este organismo.

De momento quién está aprovechando el hueco dejado libre por Teherán es Iraq. El país, tras haber sufrido años de guerras y conflictos, ya exporta más que Irán. Pero Bagdad por sí sola no tiene fuerza para compensar las pérdidas que vienen de otros ­países.

En cuanto a desequilibrios, hay que señalar otro factor de inestabilidad. Las existencias de petróleo en las economías desarrolladas ya están por debajo del promedio de los últimos cinco años y se reducirán más en el cuarto trimestre, pronosticó la AIE.

Esto significa que la demanda de crudo se mantendrá firme en los próximos meses (alcanzará los 100 millones de barriles por día en los próximos tres meses) demostrando así una importante resistencia a la actual coyuntura, caracterizada por la depreciación de las monedas en los países emergentes. Y esto corre el riesgo de disparar aún más el precio del barril. Y ojo: la AIE elevó su previsión sobre el crecimiento este año de la demanda de China hasta los 640.000 barriles diarios desde los 490.000 previos. El crudo se inflama.

Fuente de la noticia: https://www.lavanguardia.com/economia/20180914/451792817700/mercado-petroleo-precios-barril-produccion-venezuela-iran.html

 

Related Posts

Deja un comentario

Tu email no será publicado, los campos requeridos están marcados *

Síguenos