deposito gasoil
Productos

La normativa de almacenamiento de gasoil en nuestro país

0 31

Hay ciertas tareas que implican riesgo si no se llevan a cabo de forma correcta, como por ejemplo, el almacenaje de combustible. El manejo inadecuado del mismo puede provocar incendios, ya que el combustible es un líquido inflamable que a temperatura y presión ambiente libera vapores. 

Cuando éstos se mezclan con el oxígeno y una fuente de calor, se origina el fuego. Pero este no es el único peligro que comporta el manejo inadecuado del combustible. La exposición a sus vapores puede provocar asfixia o colapso repentino. Y su contacto con los ojos irritaciones o quemaduras en la córnea, entre otras afecciones. 

Por este motivo, y para salvaguardar tanto la seguridad propia como la ajena,  la administración establece una serie de medidas de vigilancia basadas en el cumplimiento de una normativa específica. Porque si bien es cierto que hay cosas que por sentido común las mayoría de las personas que almacenan combustible se abstienen de hacer,  hay detalles muy importantes de los que dependen que el resto de las medidas de seguridad funcionen. Y estos detalles no son fruto del azar, sino de estudio y pruebas concienzudas, por lo que la normativa tiene su razón de ser. Veamos lo que ésta nos dice. 

Solicitud de permisos e instalación

Para disponer  de un depósito cuya capacidad supere los 1.000 litros, es necesaria una autorización previa así como su posterior inscripción en el registro del Ministerio de Industria. En el caso de que el depósito o caldera sea de una capacidad igual o inferior a los 1.000 litros, no hay que cursar dicho trámite. 

En el caso de vivir en un edificio de varios pisos, la normativa autoriza que  la capacidad máxima de almacenamiento sea de 400 litros. O bien de 800 cuando la estructura de la edificación así lo permita.  

Cuando la cisterna tiene capacidad para contener entre 1.001 y 3.000 litros de gasóleo de calefacción, surge la obligación de tramitar su registro en el Ministerio de Industria.  Para hacerlo también se deberá incluir un pequeño croquis de la instalación que complemente una memoria resumida. 

Si el depósito o tanque puede albergar cantidades de combustible que superen los 3.001 litros, la normativa dicta que habrá elaborar un proyecto de instalación y presentarlo a Industria para su posterior aprobación.  

En cuanto a la colocación de los depósitos de gasoil, deberá realizarse en una superficie perfectamente lisa y horizontal. Si la instalación de la cisterna tiene que realizarse en un espacio interior, la distancia mínima con al menos dos de las paredes será obligatoriamente de 40 cm, y de 5 cm en todos los casos, quedando las placas visibles. Con el techo la distancia mínima será sin excepción de al menos 40 cm. Llegando a los 60 en el caso de que el llenado se realice con boquerel.

Si la instalación de cisterna es en el exterior, ésta deberá tener patas, y el terreno he de ser completamente horizontal y firme. En caso contrario habrá que habilitar una plataforma de hormigón perfectamente nivelada que ofrezca la estabilidad de la que carece el terreno. Este tanque que permanecerá a la intemperie deberá estar tratado con anti UV, siendo así específico para exterior.  Otra posibilidad es la de enterrar el depósito en el exterior, pero para hacerlo hay que instalar previamente un sistema de detección de fugas

En los dos casos casos hay que guardar obligatoriamente una distancia de al menos 50 cm entre el depósito exterior y cualquier pared de la vivienda. También habrá que tomar las medidas de protección necesarias para proteger el tanque de roturas durante su instalación.  

Cubetos y distancias a focos de calor

Los cubetos son las bandejas encargadas de recoger los posibles derrames de combustible que se produzcan durante el llenado, y que se colocan en el exterior de los depósitos de gasoil. Si la cisterna consta de una pared simple, tendrá un cubeto con una capacidad de al menos el 10% de la propia capacidad del tanque, en el caso de que éste fuera de 1.000 litros o menos. Si el depósito tiene una capacidad que supera los 1.001 litros, el cubeto tendrá la misma capacidad que el depósito, como mínimo. El uso de cubetos no será necesario si el tanque fue construido con un sistema de doble pared.

En cuanto a las distancias que los depósitos de gasoil deberán guardar de los focos de calor, si el tanque tiene una capacidad que no supera los 5.000 litros, puede instalarse en la misma habitación que la caldera u otro foco de calor similar. El único detalle que deberá respetarse es la distancia entre depósito y caldera. Ésta deberá ser de al menos 1 metro, pudiéndose reducir reducirse a los 50 cm si media una pared de separación entre ambos.

Related Posts

Deja un comentario

Tu email no será publicado, los campos requeridos están marcados *