Productos

Cómo ahorrar dinero en calefacción: claves para gastar menos mientras teletrabajamos

0 47

El Coronavirus ha traído el trabajo remoto a nuestras vidas, ¿significa eso que la factura de la calefacción subirá ahora que llega el frío? Un experto resuelve nuestras dudas

Hemos comprobado que, debido a la epidemia de coronavirus (aunque se había planteado con anterioridad), el teletrabajo ha venido para quedarse. Probablemente muchas empresas acaben optando por un modelo híbrido de trabajo, con el cual haya más flexibilidad y desaparezcan los comúnmente conocidos como ‘calientasillas’. Es normal, por otro lado, pues los datos son positivos: según una encuesta de Bain & Company, el 68% de los trabajadores de nuestro país afirma ser igual o más productivo trabajando en remoto. Además, tiene muchas ventajas, como son la conciliación familiar, el poder comer en casa o el ahorrarse los atascos (lo que, a su vez, beneficia al medio ambiente).

Sin embargo, como se trata de un modelo novedoso y la Ley del Trabajo a Distancia es muy reciente, es normal que surjan muchas dudas al respecto. ¿Qué sucede en caso de accidente teletrabajando? ¿Quién tendría que pagar el WiFi? Todavía quedan muchas cuestiones por aclarar sobre quién debe sufragar los gastos. Si en verano el problema era el aire acondicionado y el calor, pues, siendo sinceros, hay casas que por determinados motivos no están preparadas para que sus dueños lleven en ellas una jornada laboral. Ahora que llega el otoño, la cuestión será la calefacción.

No solo las personas que estén teletrabajando, también los estudiantes, ¿pueden de algún modo ahorrar en calefacción ahora que pasarán más tiempo en casa? (especialmente por la mañana). En El Confidencial hemos hablado con Javier Martínez Moronta, Arquitecto Experto en Análisis Energético en las Edificaciones y director del Máster en BIM Management de la Universidad Internacional de La Rioja,para que nos proporcione algunos consejos para mantener la temperatura en casa sin que se dispare el gasto en calefacción.

Programa el tiempo

«El sistema más extendido en la actualidad es el de calderas de gas y siempre viene integrado con un termostato que suele estar fijo en una pared o regulado a través de termostato inalámbrico que se conecta a la caldera y, en función de dónde está colocado, cuando salta la temperatura fijada la calefacción empieza a funcionar», explica Javier.

Aprovecha las horas de sol abriendo las ventanas o al menos las cortinas, y cuando se vaya la luz asegúrate de cerrar esos puntos más sensibles

«Hay muchos tipos, son económicos y nos sirven para poder programar la caldera a las horas que lo necesitemos. Las calderas que van con radiadores funcionan siempre a pleno rendimiento: el agua debe estar a 60 o 65 grados, se llena el circuito de calefacción y entonces se calienta; Cuando deja de consumirse gas va descendiendo paulatinamente la temperatura. El poder programar los tiempos de funcionamiento tiene una ventaja y nos permite anticiparnos. Por ejemplo, si cuando nos levantamos la casa está muy fría podemos programarlo antes para que la vivienda esté en condiciones mejores cuando abramos los ojos», añade.

Aprovecha las horas de sol

«Otro consejo útil es aprovechar siempre la radiación solar abriendo las ventanas o, por lo menos, las cortinas. Cuando finalmente se va la luz se deben proteger estas zonas con estores o las mencionadas cortinas. Las ventanas son uno de los puntos de la casa por los que se pierde calor, igual que los resquicios de las puertas, y lo mejor es garantizar que están protegidos o cerradas. Por eso los radiadores en muchas ocasiones suelen estar debajo de las ventanas, para potenciar ese punto débil».

Vístete como si fueras a la oficina

«Si vamos a teletrabajar también es importante contar con una vestimenta adecuada. Hay que tener en cuenta que nuestros sistemas de calefacción domésticos son directos y normalmente en las oficinas hay otros un poco más sofisticados: los climatizadores, que sí funcionan por rangos más pequeños con temperaturas de equilibrio más constantes».

Elige para trabajar en casa la vestimenta que llevarías a la oficina, y es especialmente importante que uses zapato cerrado

«El contar con una vestimenta adecuada nos ayudará a mantener una temperatura de confort, y hay que tener en cuenta que la sensación térmica va de abajo arriba, lo que significa que empezamos a sentir frío en los pies y, si lo sentimos en las manos o la cabeza, es mala señal. En casa debemos buscar una temperatura alrededor de los 20ºC. Elige, además, la vestimenta normal que llevarías a la oficina en casa, con calzado cerrado» aconseja.

Vigila el tiempo que trabajas

«Se pueden aportar pluses o alternativos a los sistemas de radiación convencionales, por ejemplo, los radiadores eléctricos. Son bastante económicos y se puede programar su temporalidad de manera concreta, además es posible comprar varios equipos para calentar una habitación las horas que vayamos a trabajar. Por eso mismo es importante ceñirse a la hora de trabajo, pues casi todos hacemos más horas de las que nos corresponden, y eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de estar en tu propia vivienda. Si vas a usar una estancia concreta de la casa, sé muy estricto con el tiempo que estarás dentro para que el consumo no se dispare».

Revisa la tarificación contratada

«Del mismo modo es importante revisar la tarificación contratada. Hoy en día hay mucha flexibilidad y se pueden buscar todo tipo de sistemas, los que cobran lo mismo mes a mes, otros que cobran más en determinados momentos del año… también hay que revisar anualmente el sistema de calefacción para verificar que la caldera y los sistemas funcionan bien, con un rendimiento normal».

Existen sistemas alternativos

«También debo mencionar que existen, para personas que tengan otras inquietudes, sistemas combustibles de origen vegetal, un poco más caros pero con un rendimiento elevado y con energías renovables. Como último consejo, recuerda también ventilar la casa de vez en cuando (sobre todo ahora con el COVID). Todo esto puede ayudarte a teletrabajar cómodamente en tu hogar», concluye.Últimas noticias

Related Posts

Deja un comentario

Tu email no será publicado, los campos requeridos están marcados *