Productos

Cómo conservar el gasóleo agrícola en depósitos de gasoil

0 126

El rendimiento de los tractores y maquinaria agrícola depende en gran medida del combustible empleado, por lo que la conservación del mismo es fundamental. De ello se encargarán los depósitos de gasóleo agrícola, la forma más eficaz de prevenir problemas mecánicos

Vamos a  ver cuáles son las medidas más recomendables para conservar el gasóleo agrícola sin gastar  más de lo necesario, pero asegurando su correcto mantenimiento. Algo que no solamente influirá en el  funcionamientos de la maquinaria de este sector, sino en la conservación del gasóleo.

La importancia de  la homologación del depósito

Una de las principales incidencias en los depósito que hay que evitar  es la fuga o  pérdida de gasóleo, ya que este combustible es muy tóxico. Sus fugas pueden provocar daños medioambientales, sobre todo acuáticos, con las consecuencias que ello supone. El combustible puede adherirse al suelo de ríos y pantanos permaneciendo en el ambiente por más de una década, por lo que hay que estar alerta. La homologación del depósito de gasoil es la mejor forma de garantizar la prevención de  pérdidas indeseables de combustible

Otro factor importante que contribuye a la buena conservación del  gasóleo es conseguir una temperatura adecuada. Para ello, hay que tener en cuenta que el frío en exceso influye en la precipitación de parafinas, perjudicando el combustible. Otro tanto ocurre con las altas temperaturas, que  provocan proliferación de bacterias en el combustible. La luz solar directa también afecta la conservación, por lo que es conveniente proteger los depósitos de gasóleo de su irradiación. 

Valorando todos estos factores, lo más aconsejable es colocar el depósito de gasóleo en un lugar que le proteja de las inclemencias del tiempo, como el exceso de frío o calor, la lluvia, o la radiación solar directa. También  será una forma de preservarlo de la suciedad

Otro elemento a evitar son los aceites lubricantes añadidos gasóleo, ya que además de provocar impurezas que pueden afectar la combustión, aumentan la viscosidad y el riesgo de inflamación. Tampoco es conveniente añadir gasolina al depósito de gasóleo,  porque afectaría la viscosidad del combustible y reduciría los niveles de cetano.

Otras precauciones a tener en cuenta

El combustible es un producto muy irritante, tanto en su forma líquida como en vapor o gas, y sus efectos sobre la salud son peligrosos. Hay que evitar su contacto directo con la piel, así como la inhalación de sus vapores, que en los casos más leves pueden provocar mareos y dolor de cabeza. En casos graves, las consecuencias son mucho mayores. De ahí la doble importancia que cobra una correcta conservación del gasóleo en depósitos homologados que eviten posibles  fugas.

Por otro lado,  es conveniente evitar el almacenamiento del gasóleo durante mucho tiempo, porque la exposición a las variaciones acusadas de temperatura que se dan en verano y en invierno, pueden afectar la calidad del combustible.

Related Posts

Deja un comentario

Tu email no será publicado, los campos requeridos están marcados *