caldera de gasoil
Productos

De qué depende la vida útil de una caldera de gasoil

0 76

¿Cuánto dura una caldera de gasoil? Muchos nos hemos hecho la misma pregunta. Adquirir una nueva caldera de gasóleo supone una inversión importante la cual no se debe de tomar a la ligera.

No existe una respuesta correcta. La vida útil de una caldera de gasoil depende de diversos factores, como el uso del trato, el mantenimiento, las condiciones de agua, el lugar dónde se instala, el tipo de gasoil utilizado, entre muchos otros.

Aun así, como promedio de vida de las calderas de gasóleo, los fabricantes lo sitúan entre los 10-15 años. Aunque siempre existen casos donde las calderas funcionan por mucho más tiempo. Si la caldera tiene menos de 10 años y funciona correctamente, no es necesario cambiarla salvo por una más eficiente. 

Factores para alargar la vida útil de una caldera

Uno de los principales factores a tener en cuenta para alargar la vida útil de las calderas es realizar un mantenimiento adecuado y periódico, tanto de la caldera como de la instalación, por parte de profesionales certificados y acreditados.

Asimismo, en el momento que se adquiere una caldera de gasoil, esta se debe de colocar e instalar de forma correcta, para evitar posibles averías en un futuro. Esta buena instalación debe de ser realizada por un profesional cualificado.

Es importante que la caldera disponga del nivel de agua suficiente con un flujo constante para evitar sobre calentamientos. Los sobre calentamientos pueden provocar averías graves.

Para finalizar, una presión adecuada en el circuito y un buen diseño hacen que la caldera de gasoil dure por mucho más tiempo. Debemos de entender, que cuando el  circuito de calefacción no está bien presurizado y existen fugas, obliga a la caldera de gasóleo a realizar un sobre esfuerzo que a largo plazo la acaba perjudicando. 

Cómo elegir una caldera adecuada

A la hora de cambiar una caldera, se deben de tener en cuenta una serie de factores, como la marca, la tecnología y sistemas utilizados, los materiales con la que fue fabricada, entre otros.

Elegir una marca fiable y de confianza ofrece más posibilidades de poder disfrutar durante mucho más tiempo de la caldera, sin experimentar ninguna avería a pleno rendimiento.

La tecnología suele ir directamente asociada a la marca. Es importante escoger una caldera que cuente con los últimos avances tecnológicos en rendimiento y seguridad.

Averías más comunes en las calderas de gasoil

Tubo de extracción 

La rotura del tubo de extracción de gases es una de las averías más frecuentes. Aunque parezca una avería poco importante, esta puede suponer gasto significativo, dependiendo de la instalación y tipo de caldera.

Exceso de monóxido de carbono

Otra de las averías que se suelen detectar con más rapidez son las emisiones elevadas de monóxido de carbono.

Ruidos y goteo constante

Los ruidos extraños y goteos son muy frecuentes en calderas de gasoil muy antiguas. El goteo no es muy buen síntoma para la caldera, ya que, se puede tratar de una rotura en la válvula de seguridad. Por ello, es importante contactar con profesionales cualificados lo antes posible.

Apagado de la caldera 

Cuando una caldera de gasoil se apaga sola, esto puede ser debido a diversos factores. Una de las causas más comunes es un fallo en la sonda de temperatura.

Indicadores para cambiar una caldera de gasoil

Los fabricantes de calderas recomiendan cambiar una caldera de gasoil cada 10-15 años, debido a la pérdida de eficiencia por el paso del tiempo y  las nuevas calderas del mercado presentan mejoras en eficiencia y sistema de regulación. Aquellas calderas que tengan más de 10 años causaron más averías.

El peor enemigo de las calderas de calefacción es la cal del agua. Es una de las principales causas que provocan averías en los distintos sistemas y componentes de la caldera. 

Es importante tener en cuenta que las provincias de Barcelona y Tarragona, las aguas están calificadas como las que contienen mayor cantidad de cal.

La caldera consume mucho combustible

Una razón para plantearse el cambio de una caldera de gasoil es el ahorro energético. Las calderas antiguas no disponen de los avances tecnológicos, los cuales permiten ahorrar combustible. Además de aportar un extra de seguridad.

Rendimiento

Otra de las razones a tener en cuenta para cambiar la cadera es el rendimiento. El rendimiento de una caldera de gasoil nueva puede llegar al 100%. Gracias a los nuevos sistemas incorporados en las calderas, estas pueden ahorrar un 10% de combustible.

La instalación de una nueva caldera de condensación puede llegar a ahorrar 200 euros al año en una vivienda.

Si tienes cualquier duda o quieres profundizar más en este tema, no dudes en consultarlo con los profesionales de Agrupación Gasoil. Y no dejes de leerte los siguientes artículos, porque pueden ser de tu interés:

Related Posts

Deja un comentario

Tu email no será publicado, los campos requeridos están marcados *