Diferencia entre el gasóleo A, B y C
Productos

Diferencia entre el gasóleo A, B y C

0 404

El gasoil es un hidrocarburo líquido compuesto mayoritariamente por parafinas y que se utiliza principalmente como combustible para motores diésel y calefacciones. En el mercado actual existen tres tipos de gasóleo A, B y C. 

A B y C son las letras que designa el estado para clasificar el gasóleo según sector de venta y uso. Del mismo modo, 3 son los colores que se utilizan para el mismo efecto: amarillo, rojo y verde.

La diferencia entre estos tres tipos de gasóleos se encuentra en su composición. Lo cual,  hace variar el rendimiento, calidad y contaminación del vehículo o la máquina que lo utilice. Por este motivo, están destinados a diferentes fines.

El gasóleo de tipo A está destinado principalmente a su uso en vehículos de automoción, el gasóleo B es para uso agrícola y en calefacciones domésticas y el gasóleo C se destina en su mayor parte a usos industriales, aunque se emplea también para calefacción.

¿Qué tipo de gasóleo es de más calidad?

El gasóleo A es el de mayor calidad al haber sido más refinado. El gasoil A es el que encontramos en gasolineras para su uso en automoción y por ello es el más adecuado para vehículos de automoción.

Contiene aditivos específicos que benefician la salud del motor y mejoran las prestaciones de los vehículos. Los aditivos evitan la solidificación de la parafina a bajas temperaturas.

Además, aporta una serie de beneficios para el vehículo como son: reducir el consumo y las emisiones contaminantes (contiene menor contenido de azufre que otros tipos de gasóleos), aumentar las prestaciones del motor y proteger la bomba y el sistema de inyección.

El gasoil A está gravado con un alto porcentaje de impuestos, por lo que su precio es sensiblemente mayor al del gasóleo agrícola e industrial. El color del gasóleo de automoción es de color amarillo y presenta una textura viscosa, lo que sirve para identificarlo y evitar el fraude.

En definitiva, el gasoil de automoción ofrece una serie de beneficios a los motores diésel de los vehículos que lo utilicen. Aporta un mayor rendimiento del motor, reduce el consumo de combustible,  ofrece un poder anticorrosivo, mayor lubricación, reduce el ruido y las emisiones contaminantes y disminuye el desgaste las piezas del motor. 

¿Quién debe utilizar el gasóleo B?

El gasoil de tipo B se emplea principalmente en vehículos y maquinaria agrícola, embarcaciones, vehículos autorizados y calefacciones. Está menos filtrado y contiene más parafina que el gasóleo A, con lo que puede generar problemas en el mantenimiento de los motores de combustión.

Aunque se trate de un gasoil menos refinado que el gasóleo A, protege a los motores de la corrosión, alargando su vida útil. Además, el gasóleo B está preparado para estabilizar la oxidación, evitando la producción de partículas insolubles que podrían obstruir los filtros y afectar negativamente al sistema de inyección.

La utilización de gasoil B es bueno para la caldera, mejorando el rendimiento de la misma, además reduce los costes de la limpieza de filtros y los quemadores. Al no contener azufre en su composición, el gasóleo B es una energía respetuosa con el medio ambiente. 

El color del gasóleo B es de color rojo y su textura es menos viscosa que la del gasóleo C. En zonas frías es más usado el gasóleo B, debido que al contener menos parafina, es más resistente a las heladas. 

Su punto de combustión se produce a 55ºC, por lo que el arranque de las calderas se produce con más facilidad con gasóleo B que con gasóleo C. Asimismo, cada vez es más usado el gasóleo B, debido a su pureza y mejor rendimiento. 

Fiscalmente este carburante goza de menos impuestos que el gasóleo A, es por ello que su empleo fuera del ámbito indicado es considerado un delito o estafa a la Hacienda Pública. 

¿Para qué sirve el gasoil C?

El gasoil C está principalmente destinado a uso industrial en equipos de producción de calor o en calderas industriales, aunque también se puede usar en calderas domésticas. Se trata del tipo de gasóleo más barato de los tres.

Su uso está completamente prohibido para coches o embarcaciones. Contiene muchas más impurezas que los gasóleos A y B. Su alto contenido en parafina produce un alto poder calorífico. En definitiva, la función principal del gasóleo C es proporcionar calor.

Tiene una composición más densa y contiene más cantidad de azufre, parafinas e impurezas, lo cual lo hace más contaminante para el medio ambiente. Por otra parte, se trata de un combustible que no inflama a temperatura ambiente, lo cual lo hace muy seguro.

Su punto de deflagración se produce a 60ºC, precisando de unos quemadores muy potentes, propios de la maquinaria industrial. 

Su uso en calderas domésticas está permitido, pero perjudica la salud de su caldera, ya que, fuerza al motor, lo que provoca un desgaste de la caldera más rápido que si se usara gasóleo B. Su color es azul y su textura es viscosa.

Related Posts

Deja un comentario

Tu email no será publicado, los campos requeridos están marcados *