Actualidad

El acuerdo firmado entre Rusia y Arabia Saudí es decepcionante

0 312

Arabia, Rusia, Venezuela y Qatar se han puesto de acuerdo para congelar la producción de petróleo con el objetivo de sostener los precios del barril. De momento los precios han más bien bajado.

El simple hecho de comentar una posible reunión de los grandes productores de petróleo había hecho subir los precios del crudo a finales de enero. Finalmente fue en Doha, capital de Qatar, que el pasado 16 de febrero que los ministros encargados del petróleo de los principales productores del mundo, Arabia, Rusia, Venezuela y Qatar anunciaron un acuerdo para limitar su producción. Como cualquier país productor de petróleo sus economías padecen cruelmente de la caída de los precios iniciada hace casi veinte meses.

«Con el fin de estabilizar los mercados petroleros, los cuatro países han acordado congelar la producción a su nivel de enero», ha declarado Mohammed Saleh al-Sada, el ministro qatarí de la energía antes de añadir «siempre y cuando los demás grandes productores hagan lo mismo». No solamente los cuatro grandes participantes no hablaron de reducir la producción, sino de congelarla, pero además añadieron una condición que no será fácil de conseguir: que los demás países acepten limitar su producción.

El barril bajó cuando los mercados leyeron el contenido del acuerdo

Resultado, mientras que el barril de Brent subía ese mismo martes desde la apertura de la bolsa de 33.39 dólares para alcanzar los 35.50 dólares a las 9h de la mañana, este acuerdo decepcionante, hizo caer el precio en unos minutos hasta los 33.72 dólares.

El ministro Saudí del petróleo, Ali al-Nouaimi, indicó que se trataba del «inicio de un proceso que evaluaremos en los próximos meses para decidir si otras medidas son necesarias para estabilizar el mercado».

La producción de petróleo de los tres estados miembros de la OPEP (Organización de los Países Exportadores de Petróleo) que participaron en dicha reunión en Doha, se ha mantenido estable respecto a sus niveles medios de 2015, según los propios datos de la OPEP. Pero la organización en su conjunto ha aumentado en enero su producción cerca de 500.000 barriles diarios respecto al 2015 cuando el mercado mundial está en situación de sobreproducción.

Dos pesos pesados de la OPEP, Irán e Irak no tienen ninguna intención de reducir su producción. Irán, que acaba de liberarse del embargo americano y europeo ha anunciado querer aumentar su producción de 1 millón de barriles diarios, o sea, más del 1% del consumo mundial, lo suficiente en teoría para compensar la bajada de la producción en EE-UU. Pero este objetivo iraní, esta cualificado como imposible por los especialistas. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) calcula que Irán podría aumentar su extracción de 400.000 barriles diarios.

En cuanto a Irak, ha extraído en enero 450.000 barriles diarios de más que su producción media de 2015. Bagdad se ha declarado listo, no para congelar su producción, pero sí para frenar el crecimiento de su producción a condición de que los estados miembros de la OPEP y los demás grandes productores se pongan de acuerdo en una limitación de la producción.

Acuerdo principales productores de petróleo

Tensión entre Irán y Arabia Saudí

Conseguir que Irán reduzca su producción es ahora casi misión imposible, ya que Irán y Arabia han interrumpido sus relaciones diplomáticas. Pero cabe recordar que en ciertas situaciones extremas, las necesidades económicas pueden obligar a acuerdos entre enemigos como fue el caso durante la guerra Irán/Irak en los años 80 en la cual Irán e Irak se habían puesto de acuerdo sobre su nivel de producción.

Agrupación Gasoil

Related Posts

Deja un comentario

Tu email no será publicado, los campos requeridos están marcados *