Actualidad

Este verano ahorra combustible en tus viajes en coche

0 82

En la actualidad los motores de  los vehículos son más eficientes, repercutiendo de forma positiva en el consumo de combustible.  Pero aún así, usar frecuentemente el coche para desplazarse sigue generando un gasto importante cada mes. De hecho, parte del sueldo quien usa el automóvil a diario, tiene que destinarse a comprar combustible.

Con la llegada de los meses veraniegos, las salidas de fin de semana aumentan para desplazarse a las playas y otros otros destinos distantes de la ciudad.

No hay que olvidar tampoco las vacaciones, que a menudo implican recorrer largas distancias en coche. Pero siguiendo una serie de recomendaciones para conseguir una conducción eficiente, se puede ahorrar en este sentido. Veamos cuáles son.

Pautas para ahorrar combustible

  • Planificación anticipada: no hay que esperar al último momento para planificar un viaje, sino planificar las rutas con tiempo y detalle. De este modo se podrán escoger las rutas que nos lleven a nuestro destino, pero favoreciendo el ahorro de combustible. Hay que ser conscientes de que por cada 10 minutos de más que se alarga una ruta de 1 hora,  se consume un 15% más de combustible.
  • Controlar el peso del vehículo: conviene evitar el sobrepeso y llevar el equipaje estrictamente necesario y bien repartido. El consumo de combustible puede aumentar más de un 6% como consecuencia de un sobrepeso de 100 kilos.
  • Presión de neumáticos correcta: que sea la que recomiende el fabricante, y habrá que comprobarla  antes de emprender la ruta. Si la presión no es adecuada, además de ser peligrosa la conducción, el gasto de energía es mayor.
  • Evitar pisar el acelerador al arrancar: la primera marcha hay que usarla solamente al inicio, cambiando a segunda a los 6 metros. La primera fase de la conducción debe ser lenta, sin acelerar con brusquedad.
  • Apagar completamente el motor durante las paradas largas: el encendido en punto muerto durante unos 15 minutos, consume hasta un cuarto de  litro de combustible. En caso de atasco u otras circunstancias similares, mejor apagar el motor  por  completo.
  • Conducir sin cambios bruscos de velocidad: evitar en la medida de lo posible  frenazos, aceleraciones bruscas, o cambios de marcha innecesarios.
  • Reducir la velocidad con el cambio de marchas: es el llamado freno motor al ir reduciendo las marchas.
  • Cambiar de marcha a pocas revoluciones: utilizar siempre que sea posible la 4ª o 5ª marcha y optimizar el cambio. 
  • Aprovechar la inercia de las bajadas para cambiar de marcha circulado a pocas revoluciones. En el caso de subir una cuesta, intentar retrasar al máximo el reducir de marcha, y acelerar sin pisar a fondo, al menos en la medida de lo posible. 
  • Encender el aire acondicionado solamente cuando sea necesario: el consumo de combustible puede aumentar  hasta un 10% como consecuencia de usar el aire.
  • Procurar comprar combustible de buena relación calidad/precio:  antes de emprender el viaje, contar con un proveedor de confianza para llenar el depósito. La calidad del combustible alargará la vida útil del vehículo e incrementará su eficiencia. Y eso, a medio y largo plazo, también será otra forma de ahorro.

Related Posts

Deja un comentario

Tu email no será publicado, los campos requeridos están marcados *