Hand with a key for draining air drains water and air from the heater.
Productos

¿Se purgan los radiadores con la calefacción encendida o apagada?

0 1293

Los radiadores de calefacción son fundamentales para mantener la temperatura en los hogares durante los meses fríos. Es crucial mantenerlos en buen estado para asegurar su funcionamiento óptimo, y una tarea de mantenimiento esencial es el purgado, que implica eliminar el aire acumulado en su interior.

El aire se acumula en los radiadores debido a la expansión del agua caliente, generando burbujas que bloquean la circulación del agua y reducen el rendimiento de los radiadores.

En este artículo, abordaremos las preguntas comunes que pueden surgir al realizar este proceso por primera vez. ¿Para qué sirve realmente el purgado? ¿Cómo debe ejecutarse? ¿Es necesario tener encendida la calefacción para purgar los radiadores? ¿Qué pasa si el radiador no calienta después de purgarlo?

¿Hay que encender la caldera para purgar los radiadores?

No es necesario tener encendida la caldera para purgar los radiadores. De hecho, encenderla podría ser contraproducente. Cuando la caldera está activa, el agua circula a alta presión, lo que podría dificultar la expulsión del aire del interior de los radiadores. Por lo tanto, se recomienda purgar los radiadores con la calefacción apagada.

¿Por qué hay que parar la calefacción para purgar los radiadores?

Existen dos razones principales para detener la calefacción antes de purgar los radiadores:

  1. Para evitar que el agua caliente salga disparada. Cuando el agua está caliente, tiene una presión más alta. Si se abre la llave de purga con la calefacción encendida, el agua caliente puede salir disparada con fuerza, lo que puede causar quemaduras o daños en la propiedad.
  2. Para facilitar la detección de burbujas de aire. Cuando la calefacción está encendida, el agua caliente circula por los radiadores, lo que dificulta la detección de burbujas de aire. Con la calefacción apagada, el agua está estancada, facilitando la visualización de las burbujas.

Como consejo general, se recomienda purgar los radiadores antes del inicio de la temporada de calefacción, al comienzo del otoño.

¿Qué pasa si el radiador no calienta después de purgarlo?

Si un radiador no calienta después de purgarlo, puede deberse a varias causas:

  • Obstrucción en el radiador: La presencia de suciedad o acumulación de cal en el interior del radiador puede impedir la circulación del agua, afectando a su capacidad de calentamiento.
  • Daño en el radiador: Una fuga o grieta en el radiador puede provocar pérdida de agua, comprometiendo su eficacia para generar calor.
  • Problema en la caldera: Si la caldera no opera correctamente, es posible que no suministre suficiente calor a los radiadores, afectando a su rendimiento.

Si un radiador no calienta después de purgarlo, es recomendable llamar a un profesional para que lo revise.

Related Posts

Deja un comentario

Tu email no será publicado, los campos requeridos están marcados *