poder calorifico gasoleo calefaccion
Productos

El poder calorífico del gasóleo de calefacción

0 23

En una vivienda, la calefacción es uno de los aspectos que más consumo de energía supone para el usuarios, motivo por el que deben elegir bien el carburante. 

El gasóleo de calefacción es un hidrocarburo líquido compuesto principalmente por parafinas. Se divide en tres tipos cuya principal diferencia es su uso final y la calidad en el caso de la calefacción ya que contiene más impurezas. 

El gasóleo de tipo A está destinado para automóviles, el de tipo B para usos agrícolas y el de tipo C para calefacciones y usos industriales. Descubre más sobre todos los tipos de gasóleo que existen en el mercado actual.

¿Qué es el poder calorífico?

El poder calorífico de un combustible es la cantidad de energía desprendida en la reacción de combustión, referida a la unidad de masa de combustible. Es la cantidad de calor que entrega un kilogramo, o un metro cúbico, de combustible al oxidarse en forma completa.

Esta medida nos sirve para poder comparar las cantidades necesarias de diferentes combustibles y deducir la cantidad de materia que se produce tras una reacción química de la combustión.

La magnitud del poder calorífico puede variar según como se mida. Según la forma de medir se utiliza la expresión poder calorífico superior (PCS) y poder calorífico inferior (PCI).

Poder calorífico superior (PCS)

Es la cantidad total de calor desprendido en la combustión completa de 1 Kg de combustible cuando el vapor de agua originado en la combustión está condensado y se contabiliza, por consiguiente, el calor desprendido en este cambio de fase.

Poder calorífico inferior (PCI)

Es la cantidad total de calor desprendido en la combustión completa de 1 kg de combustible sin contar la parte correspondiente al calor latente del vapor de agua de la combustión, ya que no se produce cambio de fase, y se expulsa como vapor.

¿Cúal es el poder calorífico del gasóleo de calefacción?

Para el caso del gasóleo de calefacción, este término varía en función de su composición exacta aunque un término medio para el gasóleo de calefacción es de 9981,3 kWh/m3 (poder calorífico inferior).

A la hora de elegir el sistema de calefacción más beneficioso es fundamental la relación del poder calorífico con el coste del combustible, además de analizar otras ventajas como la comodidad, la limpieza y la seguridad. 

¿Tiene más poder calorífico el gasóleo de calefacción o el gas natural?

El gas natural tiene un menor poder calorífico que el gasóleo de calefacción.: 8,18 KWh/m3 PCI y 9,02 KWh/m3 PCS. 

En cambio, el butano y el propano ofrecen un mayor poder calorífico: 12,78 KWh/kg PCI y 13,86 KWh/kg PCS, y 12,93 KWh/kg PCI y 14,08 KWh/kg PCS, respectivamente. Y los pellets tienen un poder calorífico muy inferior: 5,23 KWh/kg PCI y 5,81 KWh/kg PCS.

En ningún caso esto es indicativo de que se vaya a alcanzar menor confort, ya que con cualquier combustible seguirá llegando el agua a la temperatura necesaria a las viviendas. En ocasiones se asocia erróneamente el poder calorífico del combustible con el calor que llega a la vivienda.

¿Cómo calcular el consumo de gasoil para la calefacción?

A la hora de calcular el consumo medio que puede tener una vivienda de gasóleo, tomando como referencia que se utiliza para la calefacción, pero hay que tener en cuenta varios factores.

El tipo de caldera juega un papel importante a la hora del consumo de gasoil para la calefacción. Antes de comprar una caldera, se deben de tener en cuenta las características de esta, la potencia, la marca y el modelo condicionan el consumo.

El aislamiento de la vivienda es otro factor importante a tener en cuenta, así como las condiciones climatológicas de la zona.

El estado de los radiadores también influye en el consumo de gasoil para la calefacción. Aprende a purgar correctamente los radiadores de tu hogar.

La utilización de un regulador mejorará el funcionamiento del quemador, ya que, se adapta a las necesidades de la calefacción y puede llegar a suponer un ahorro del 7% de consumo.

Información a tener en cuenta

El gasoil C o  también conocido como gasóleo de calefacción aumenta el poder calorífico del gasoil, por lo tanto se necesitará menos cantidad de gasoil para calentar para calentar la  vivienda. 

El gasóleo de calefacción al contener más parafina deja más residuo en los filtros de la caldera. Por ello, hay que realizar un mantenimiento adecuado. 

Tanto el gasoil B como el C pueden ser utilizados y mezclados entre ellos sin ocasionar ninguna avería en su caldera.

Si tienes cualquier duda o quieres profundizar más en este tema, no dudes en consultarlo con los profesionales de Agrupación Gasoil. Y no dejes de leerte los siguientes artículos, porque pueden ser de tu interés:

Related Posts

Deja un comentario

Tu email no será publicado, los campos requeridos están marcados *