CÓMO ABRIR UNA GASOLINERA EN ESPAÑA
Actualidad

CÓMO ABRIR UNA GASOLINERA EN ESPAÑA

0 252

Poner en marcha una gasolinera es un negocio de alta inversión en el que, al contrario de lo que podría parecer, el retorno no está tan asegurado. Para ello es necesario cumplir una serie de condiciones esenciales.

Si no se opta por modalidades más sencillas como el franquiciado, el negocio de la gasolinera supone sumergirse en un embrollo de permisos y autorizaciones de todo tipo que es conveniente conocer. También es importante estar al tanto de los plazos que existen para cada uno de ellos.

Además, para sacarle el mayor partido posible a este tipo de negocio es importante conocer sus peculiaridades. El primer paso, como en cualquier otro proyecto empresarial, es empezar por el plan de negocio.

El plan de negocio para abrir una gasolinera

Antes de dar ningún paso previo es importante efectuar un estudio de la viabilidad del negocio. Si es recomendable en cualquier proyecto empresarial aún lo es más en un negocio como en el de las gasolineras que supone una gran inversión. Este estudio no asegurará el éxito de la empresa, pero sí puede ser clave para que no nazca muerto y nos evite miles de euros.

Un plan de negocio para la apertura de una gasolinera debe incluir la siguiente información:

  • La ubicación prevista de la gasolinera
  • La cantidad de vehículos que suelen circular por los alrededores
  • El nivel de competencia en la zona
  • Cualquier otra información relevante para conseguir una rentabilidad cercana en el tiempo.
  • Información sobre los servicios que va a proporcionar la gasolinera (bar, tienda, camping, lavado, etc)
  • Productos y servicios que se van a poner a la venta en todas las instalaciones que se desean habilitar
  • Hacer una estimación de gastos y una previsión de ingresos

Con este estudio no sólo conseguiremos una perspectiva clara de la viabilidad de nuestra idea de negocio con la gasolinera. También nos será útil para conseguir socios e inversores.

El coste de poner en marcha una gasolinera

Si con el plan de negocio vemos que el proyecto es viable ya podemos ponernos manos a la obra. Y el segundo paso es tener en cuenta los costes de apertura. Los costes de poner en marcha una gasolinera dependen de la modalidad y de las instalaciones que se elijan pero, en general, hablamos de una inversión aproximada de entre el medio millón y el millón de euros. Teniendo en cuenta que, en este negocio, la inversión no suele amortizarse hasta, al menos, pasados los primeros cinco años. Contando un buen ritmo de ventas de gasolina y servicios complementarios.

En este sentido es importante tener en cuenta que la venta de gasolina no suele representar el grueso de los beneficios. El motivo es que habitualmente se llega a acuerdos con grandes petroleras que dejan márgenes por litro que acostumbran a rondar los 10 céntimos de euros de beneficio. En cambio, las tiendas, que suelen mantener precios superiores a establecimientos similares son las que tienen la clave para conseguir grandes réditos en una gasolinera.

Por eso, lo más sencillo y recomendable es llegar  un acuerdo con un gran proveedor de carburante (aunque nos suponga un escaso margen) y adquirir el stock para la tienda en depósito, sin pagar por ellos hasta que se vendan. Más tarde, cuando el negocio prospere, se podrá optar por comprar el carburante sin acudir a proveedores y adquirir el stock de la tienda directamente en grandes mayoristas a los mejores precios.

La legislación española para la apertura de gasolineras

En España no es necesaria una concesión especial para poner en marcha una gasolinera. Cualquier persona física o jurídica puede hacerlo. Lo que sí hay que hacer es pedir una gran cantidad de autorizaciones y permisos a diversos organismos estatales, autonómicos y locales:

  • Primero se necesita un documento previo que contemple los detalles de la instalación que deseamos abrir.
  • Cuando tengamos claras las características del proyecto, hay que someterlo a la Dirección General de Carreteras.
  • Si nos lo aprueban, se podrá empezar el proyecto de construcción, supervisado por el colegio profesional correspondiente y un técnico competente.
  • Así mismo tendremos que pedir los primeros permisos de obras al Ayuntamiento de la localidad en la que ubicaremos la gasolinera.
  • Volveremos a la Dirección General de Carreteras para que valore el proyecto completo con toda su documentación oficial. Este órgano abrirá un expediente al que se dará publicidad mediante diversas vías y, si todo está conforme a la ley, se concederá de forma provisional la autorización para realizar las obras.
  • Si aceptamos la autorización provisional, ésta se convierte en definitiva y tenemos 18 meses para completar las obras de la gasolinera.
  • Unas semanas antes de la apertura del negocio, se debe contar con una nueva autorización de la Dirección General de Carreteras. Tiene que expender un acta de conformidad que dé el visto bueno para abrir las instalaciones al público.
  • A su vez, la Comunidad Autónoma correspondiente tiene que dar también el visto bueno a la apertura. Entre otras cosas, es preciso acreditar ante el Registro del Servicio Territorial que se posee un contrato que asegure el suministro de carburante durante al menos 3 años mediante el pertinente contrato.
  • Como la gasolinera cuenta con un depósito de combustible, el Registro Territorial de Industria también lo debe tener dado de alta en sus archivos.
  • Y, por último, faltarán diversos permisos para poder operar: las certificaciones para los surtidores, alta en servicios como luz o agua, etc.

Related Posts

Deja un comentario

Tu email no será publicado, los campos requeridos están marcados *